Plan referidos

Gana hasta el 50% de DCTO en la matricula de tu curso de portugués refiriendo a uno o más amigos y/o familiares para que inicien su curso en IBRACO. 

Condiciones y Restricciones

1. El descuento aplica para estudiantes que refieran a uno o más alumnos nuevos; el descuento aplica una vez se confirme que el referido está efectivamente matriculado.

2. Se mantendrá el beneficio de acuerdo al número de estudiantes referidos que permanezcan matricilados.

3. El descuento de precios por referidos aplica desde la fecha de divulgación (15/02/2017) y hasta el último ciclo del año 2017. (01/11/2017) 

4. El estudiante nuevo que entró como referido, tiene el precio de tarifa especial hasta el 10 de mayo, posterior a esto entra con tarifa plena.

5. No acumulable con otras campañas promocionales.

6. El referido no podrá ser referido por varios estudiantes

7. Sólo en casos excepcionales se abrirán cursos con menos de 8 alumnos.

8. El descuento aplica sobre el valor de la matricula. 

9. La escala de descuentos es la divulgada por los colaboradores de IBRACO. 

Brasil de los sueños

El Instituto de Cultura Brasil Colombia – IBRACO, ha realizado durante nueve años consecutivos el Concurso Literario El Brasil de los Sueños, un evento literario que busca interesar en la literatura brasileña a personas de diferentes edades, orígenes geográficos y ocupaciones. El Brasil de los Sueños ha contado con jurados de altísimo reconocimiento en el mundo del arte, el periodismo y la cultura en Colombia como Juan Gustavo Cobo Borda, Daniel Samper Pizano, Marianne Ponsford, Yolanda Reyes, Carlos Castillo, Conrado Zuluaga, Juan David Correa y María Fernanda Carvajal, entre muchos otros.MI VIAJE A SAO PAULO.

Por: Óscar Duque Cano

Salimos el 23 de julio pasado rumbo a Bogotá y de allí a São Paulo. Antes habíamos tramitado la reserva del vuelo en una oficina de Avianca en Medellín, donde pagamos los impuestos, también habíamos reservado en el Hotel Intercontinental la estadía por intermedio de una hija que estudia su doctorado en ingeniería en Brasilia y domina el idioma.  Llegamos a São Paulo a las 11:30 de la noche. Nos esperaba el taxi del señor Fernández que nos había conseguido nuestra hija por internet. La noche estaba fría. Las calles vacías. Nos registramos en la recepción sin ningún contratiempo. En un perfecto español nos instalaron en una cómoda habitación del segundo piso. Al otro día y los siguientes disfrutamos de un variado desayuno, tipo buffet, “con de todo” como decimos en Antioquia. Ese día caminamos por la Avenida Paulista que está al lado del hotel y bajamos hasta la avenida Oscar Freile a mirar vitrinas de marcas internacionales. Almorzamos en un restaurante de la Avenida Paulista, al frente del Parque Trianón. En la noche seguimos caminando por la Paulista. Disfrutamos de librerías, centros culturales, grandes y modernas edificaciones. En uno de los centros (Casa das Rosas, una de los tantos caserones de los barones del café) rendían un homenaje al centenario del nacimiento del escritor Roland Barthes. Entramos.

Al sábado llegaron dos de mis tres hijas. Ya con ellas mi esposa y yo nos sentíamos más seguros para disfrutar la ciudad. Ellas se hospedaron en un Hotel situado detrás del Intercontinental. Reorganizaron nuestra agenda y nos llevaron en taxi al Museo del Fútbol en el Estadio Municipal Paulo Machado de Carvalho, más conocido como Estadio Pacaembú.

El domingo fuimos en metro a conocer la Estación Luz, construida a finales del siglo XIX, la Pinacoteca del Estado (cuatro pisos de arte brasileño y mundial) y el Museo de la Lengua Portuguesa donde pudimos apreciar un facsímil de Mucanaíma de Mario de Andrade (el cual considerábamos nuestro anfitrión, pues era el homenajeado en el concurso de IBRACO). En la tarde almorzamos en el barrio japonés después de recorrer sus pintorescas calles. En la noche tomamos unas copas en Vía Madalena al compás de un grupo de jazz.

Como el lunes los museos están cerrados se programó una visita al Centro Histórico. Pasamos por Patio do colegio donde se fundó Sao en 1550, la Catedral da Se (catedral Metropolitana), el Monasterio de San Bento, donde nos reconfortamos con un concierto de cantos gregorianos, seguimos caminando y llegamos al CCBB (Centro Cultural del Banco de Brasil) donde rematamos con una exposición de las obras de Kandinsky. En la mañana habíamos estado en el zoológico. En la Plaza de la República  vimos cantar al grupo de rock Picanha de Chernobyl (grupo de Puerto Alegre).

Para el martes disfrutamos de entrada gratuita en el Museo de Arte de Sao Paulo (MASP). Tenían una exposición de artistas italianos del renacimiento y del siglo XIX francés. Espectacular. En la tarde al Parque de Ibirapuera. Allí disfrutamos de la naturaleza y conocimos dos construcciones de Óscar Niemeyer, el Auditorio y el MAM, con una exposición del pintor brasileño, Alberto da Vega Guignard, de labio leporino y de autoretratos impactantes.

El miércoles asistimos a una visita guiada en el Teatro Municipal (allí celebró Mario de Andrade y otros jóvenes escritores la Semana de Arte Moderno de 1922, inicio del modernismo en Brasil), luego estuvimos en la Biblioteca Mario de Andrade. En la tarde almorzamos en el Mercado Municipal deliciosas carnes.

El jueves partimos a Rio de Janeiro a continuar otros cinco días con toda la familia, ya por nuestra cuenta. Allí nos reuniríamos con nuestra hija mayor, su esposo y nuestra nieta. El grupo se amplió a siete y nuestras vacaciones fueron geniales.

Gracias a IBRACO, a la Embajada de Brasil en Colombia y al jurado, que tan amablemente me escogió como el ganador de El Brasil de los Sueños 2014.